miércoles, 8 de febrero de 2012

Sam Cooke

Samuel Cooke nace el 22 de Enero de 1931 en Clarksdale, Misisipi, Estados Unidos. 
Comienza su carrera musical en The Singing Children, junto a tres de sus hermanos, pasando  más tarde a formar parte del grupo de gospel Highway QCs. En 1950 entra en The Soul Stirrers, ganando fama entre las audiencias del gospel. 





Su primer éxito de la música popular llega con lovable en 1956. Utiliza el alias Dale Cooke con el fin de evitar conflictos con su audiencia evangélica,pues este público es reticente a que sus cantantes interpretes música profana, pero no logra esconder su distintiva voz. 






Art Rupe, uno de los dirigentes de Specialty Records, le propone grabar música secular con un sonido similar al de otros artistas del sello, como Little Richard, pero cambia de opinión, cuando, un día, al entrar en los estudios, escucha a Sam haciendo una versión propia de un tema de Gershwin. Finalmente Sam y su productor Bump Blackwell se marchan de la discográfica debido a la falta de sintonía. 
Firman contrato en 1957 con Keen Records, siendo su primera grabación You Send Me, que se mantiene durante seis semanas como número uno de Billboard de R&B, y durante tres en  el de pop. 

Alcanza un gran reconocimiento, no solo como cantante, sino también como 

compositor (no es corriente que los cantantes de R&B de su época compongan sus propios temas). Gracias a ello continúa su éxito en los 60. Empieza fundando su propia compañía, Kags Music, y un año después la discográfica SAR Records, donde pronto comienzan a grabar The Simms Twins, The Valentinos, Bobby Womack y Johnnie Taylor. Es importante recordar que es el primer cantante negro que abre su propia discográfica





Más tarde crea una empresa de "managers" y abandona su discográfica para firmar con RCA Victor. Uno de sus primeros éxitos con dicho sello es Chain Gang, que roza el segundo puesto de las listas de pop. A este le siguen hits como Sad Mood, Bring it on Home to Me, Another Saturday Night y Twistin the Night Away. En 1963 graba el disco Night Beat, con el que se acerca al blues. 








El cantante muere con 33 años, el 11 de Diciembre de 1964, en extrañas circunstancias. Su asesina, Bertha Franklin, es declarada inocente. Si tenemos en cuenta que en los Estados Unidos de los 60 incomodaban bastante los negros con dinero, activistas, y con alto poder de convocatoria, no resulta extraño averiguar por qué quedan aún muchas incógnitas sobre el asesinato del gran Sam Cooke. 





Tras su muerte surgen grabaciones como A change is gonna come, una de las primeras canciones protesta, que además está considerada como una de las mejores composiciones de Cooke. Cabe destacar que es un gran activista dentro del Movement for the Right Humans

Es uno de los cantantes de su época con mayor audiencia no afroamericana. 




Rod Steward muestra la gran influencia de Sam Cooke en su música, y le hace un homenaje en 1995 con la canción Sam, Muddy & Ottis,  además de grabar You Send Me, Bring it on Home to Me, Twistin the Night Away y Having a Party, y editar el disco Soulbook en 2009 con su versión de Wonderful World. 

Y por último, vais a permitir que recuerde cómo conocí a Sam Cooke con esta escena de la película Único testigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario